Archive for 14 abril 2012

h1

España, víctima, una vez más, de la usura

abril 14, 2012


Recientemente, el diario The Wall Street Journal ha publicado un informe de la gestora Carmel Asset Management en el que, sin ningún pudor, afirman la conveniencia para estos (y otros) especuladores del hundimiento de España para así poder enriquecerse gracias a una de sus muchas triquiñuelas financieras. En este caso, a través de los Credit Default Swaps o CDS.
Para los lectores que desconozcan qué son estos instrumentos financieros, les daremos una breve explicación.

Los CDS son los instrumentos más modernos de Wall Street y constituyen, en su forma más simple, un contrato bilateral entre un comprador y un vendedor de protección. En este contrato el comprador se compromete a realizar una serie de pagos en el tiempo (primas) y el vendedor se compromete a cubrir parte, o el total, del crédito asegurado en caso de que éste no sea cancelado. Los CDS se utilizan en el aseguramiento de grandes corporaciones, paquetes de referencia crediticia (CDO) o en el aseguramiento de los bonos de deuda soberana, y se dieron a conocer tras el estallido de la crisis subprime. Su monto mínimo de operación es de 10 millones de dólares. Pueden ser a 1 año, 2, 3, 5 años o 10 años; pero también se aplican a plazos más cortos.

Los contratos de CDS han sido comparados con los seguros porque el comprador paga una prima y a cambio recibe una suma de dinero si la causa de impago especificado en el contrato se produce. Sin embargo, existen diferencias importantes con los seguros, de las cuales las más relevantes son que el vendedor no requiere ningún tipo de regulación, y que no está obligado a mantener ningún tipo de reserva para pagar a los compradores. Además, mientras el contrato de un seguro ofrece una indemnización por las pérdidas efectivamente producidas por el titular de la póliza (incendio, robo, accidente de tránsito), los CDS establecen un pago similar a los titulares, sin que exista ninguna pérdida real para ellos.

Estas características de los CDS son las que permiten a los inversores asegurar el riesgo de sus operaciones; pero también especular sobre la calidad crediticia de la entidad o del paquete de títulos. Es decir, se apuesta por una ventanilla comprando paquetes de inversiones, obligaciones de deuda colateralizada (CDO) o paquetes de deuda soberana, y por la otra ventanilla se adquieren los segurosCDS en caso de que la operación fracase. Esto fue así con las hipotecas subprime, como las de Fannie Mae y Freddie Mac, donde los grandes bancos, junto a la compra de los paquetes de valores con respaldo hipotecario (Mortgage Backed Security, MBS), u obligaciones de deuda colateralizada (CDO), los aseguraban con CDS. De esta forma ganaban por la vía normal (el pago de intereses) y también ganaban por la vía de impago (el cobro del CDS, o seguro de incumplimiento) cuando el negocio fracasaba. Por esta razón los CDS, si bien existen desde 1990, sólo se dieron a conocer tras el colapso de las hipotecas subprime, el año 2008.

Image

Pues bien. Estos tipejos se jactan de sus posibles ganancias (hasta un 300%) si España se hunde.
Mientras, nuestro gobierno (de ocupación) calla. Y calla porque sus miembros, como buenos cipayos del nuevo orden mundial, no hacen sino lo que les ordena la banca, la Unión Europea y demás instituciones bajo las que nos han sometido.

Calla también el pobre pueblo español. Un pueblo adiestrado para no pensar; y en el extraño caso de que eso ocurra, para mirar hacia otro lado. Al fin y al cabo, siempre nos quedará el fútbol…

A continuación les dejamos el enlace del citado informe

Informe de Carmel: The Pain in Spain

h1

¿Qué es el Carlismo?

abril 12, 2012

Les dejamos un enlace de la biblioteca digital de la Comunión Tradicionalista, a través del cual se podrán descargar “¿Qué es el Carlismo?”.
Este pequeño libro, publicado en 1971 por el Centro de Estudios Históricos y Políticos General Zumalacárregui, en edición cuidada por Francisco Elías de Tejada y Spínola, Rafael Gambra Ciudad y Francisco Puy Muñoz, es todavía hoy de notable utilidad para conocer, a grandes rasgos, el ideario carlista.

http://www.carlismo.es/librosElectronicos/queeselcarlismo.pdf

h1

El Carlismo gana dos elecciones autonómicas en España peninsular

abril 11, 2012

Inauguramos el blog de las Juventudes Tradicionalistas Asturianas, con la nota de prensa que la Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias emitió el pasado 25 de marzo.

Nota de la Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias:

La diputación permanente de la Junta Carlista del Principado de Asturias decidió esperar a que se conociera el recuento del voto emigrante (el llamado voto CERA, “Censo Electoral de Residentes Ausentes”) antes de hacer público su análisis de los resultados de las elecciones autonómicas del pasado día 25 de marzo. Como cabía esperar, el escaño que gana el PSOE por unas pocas decenas de votos (no parece probable que prosperen los recursos presentados por Foro-FAC) ha sido la nueva gran noticia en los medios. Como si cambiara algo que la “izquierda plural” A (PSOE + IU) controle el mismo número de escaños que la “izquierda plural” B (Foro-FAC + PP), en espera de que la “izquierda singular” UPyD decida a quién apoya. La verdadera gran noticia, sin embargo, está mereciendo menos titulares.

Nos referimos, naturalmente, a la colosal victoria de la abstención. Ateniéndonos a las cifras oficiales provisionales, y al margen de los pucherazos (que haberlos, haylos) nada menos que 396.777 votantes potenciales, el 44,08% del censo electoral asturiano, han rechazado el sistema negándose a votar, como había pedido públicamente la Comunión Tradicionalista. Si a esta cifra sumamos la de los 4.283 votos nulos, el 0,85%, y los 7.162 votos en blanco reconocidos, el 1,43%, resulta que han rechazado el proceso electoral 408.222 de los posibles votantes, el 46,36%. Podrían incluso añadirse los votos reconocidos a candidaturas de castigo, como “Escaños en blanco”, que han sido 4.095: resultan412.317, un punto porcentual más de rechazos. Sobre un censo electoral que apenas sobrepasa las novecientas mil personas, la abstención es abrumadora. De lo cual los carlistas nos congratulamos.

Compárense esas cifras con las oficiales provisionales atribuidas a los partidos que han obtenido representación. El PSOE, al que se da por ganador, 159.811 votos (casi veinte mil menos que el año pasado, aunque la ridícula ley electoral le conceda más escaños); el Foro-FAC, 123.979 (casi cincuenta y cinco mil menos que el año pasado); el PP, 107.476 (casi setenta y un mil votos menos que el año pasado). Aumentan algo (para relativa sorpresa de los asturianos inteligentes) Izquierda Unida, 68.827 votos, y “Unión, Progreso y Democracia”, 18.739 votos. El falso regionalismo y el nacionalismo prácticamente desaparecen.

La normativa electoral vigente es ridícula, como hemos dicho, y además tiránica y totalitaria. Felicitamos a los que han rehusado participar en la farsa. Pero manifestamos también nuestra preocupación por el futuro de Asturias, porque todo sigue igual. En manos de la misma casta parasitaria que ha desmantelado y devastado nuestra región. Los políticos ahora electos son nuestros enemigos, pequeños sátrapas y a la vez dóciles instrumentos del gran capital, del Gobierno de Madrid y de la Unión Europea. Que la Santísima Virgen de Covadonga nos ayude a librarnos de ellos. Por el momento nos ha concedido esta pequeña victoria.

Sevilla / Córdoba / Jaén / Granada, 29 marzo 2012. Desde el Servicio de Prensa y Documentación de la Comunión Tradicionalista hacemos un análisis del resultado de las elecciones autonómicas del pasado día 25 en la denominada comunidad autónoma de Andalucía, muy parecido al que hace la Junta Carlista de Asturias sobre las que allí se celebraron el mismo día.

De un censo electoral de 6.229.753 votantes potenciales, según las cifras oficiales provisionales se han abstenido de votar 2.352.973, el 37,77%. Los votos nulos reconocidos suman 22.369, el 0,58%; los votos en blanco 35.048, el 0,91%. 2.410.390 rechazos al sistema, casi el 40% del censo. Si les sumáramos los 5.759 votos que se le reconocen a las listas de “Escaños en blanco” serían 2.416.149 los que rechazaron la farsa electoral.

Frente a eso, se da por pírrico ganador en votos (1.567.207) a un Partido Popular que ha perdido casi doscientos mil desde la anterior convocatoria autonómica, y que sólo obtiene tres escaños más que el Socialista debido a que éste pierde aún más sufragios. El cansancio producido por décadas de caciquismo socialista no ha bastado para evitar que el PSOE siga en el poder, como se anuncia hará con los votos de Izquierda Unida en el “Parlamento de Andalucía”. La experiencia de unos pocos meses de Gobierno del PP en España ha bastado para contrapesar tanto la corrupción socialista como la campaña mediática: adaptando el viejo dicho, más vale lo malo conocido que lo peor por conocer.

Entre otros datos que pueden destacarse está el declive de los nacionalistas andalucistas, aunque no pueda aún celebrarse la desaparición de su perniciosa ideología, asumida tanto por el PSOE como por el PP y por IU.

Una última nota es el absoluto fracaso de los micropartidos a los cuales, en nombre de unos supuestos principios o valores “no negociables“, algunos han querido uncir al Carlismo, al menos de nombre. Si sumamos los votos obtenidos por todas las listas de cada uno de los tres (SAIn, AEs y PFyV, de mayor a menor número de votos recibidos), alcanzan tan sólo 2.071 sufragios sobre un censo de más de seis millones doscientos mil. En alguna provincia son menos los votos obtenidos que los integrantes de las candidaturas.

La abstención, pedida desde siempre por la Comunión Tradicionalista, crece imparable y gana abrumadoramente.
FARO en Facebook: http://www.facebook.com/agenciafaro

Twitter: @Agencia_FARO

A %d blogueros les gusta esto: