Archive for the ‘Junta Carlista del Principado’ Category

h1

Mártires de la Tradición 2015 en Asturias

marzo 7, 2015

antedios.carlismoes

GIJÓN

Domingo 8 de marzo
10:30
Santa Misa por los Mártires de la Tradición.
Capilla de Ntra. Sra. de los Remedios (Plaza Jovellanos, Cimadevilla).
Aperitivo a continuación.

OVIEDO
Martes 10 de marzo
20:30
Santa Misa por los Mártires de la Tradición.
Capilla Cristo Rey (C/. Pérez de la Sala, 51, bajo; junto a la Plaza de la Gesta de Oviedo).

La festividad de los Mártires de la Tradición fue instituida en 1895 por el Rey Don Carlos VII, en carta desde su exilio en Venecia a su Jefe Delegado, el Marqués de Cerralbo: «una fiesta nacional en honor de los mártires que, desde principio del s. XIX, han perecido a la sombra de la bandera de Dios, Patria y Rey, en los campos de batalla, en el destierro, en los calabozos y en los hospitales; y designo para celebrarla el día 10 de marzo de cada año, día en que se conmemora el aniversario de la muerte de mi abuelo Carlos V». «Debemos procurar sufragios a las almas de los que nos han precedido en esta lucha secular, y honrar su memoria de todas las maneras imaginables, para que sirvan de estímulo y ejemplo de los jóvenes y mantengan vivo en ellos el fuego sagrado del amor a Dios, a la Patria y al Rey».

Se anima también a asistir a los actos nacionales por los Mártires de la Tradición, que tendrán lugar este año el sábado 14 de marzo en El Pardo (Madrid).

Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias

Círculo Cultural Juan Vázquez de Mella

h1

Nuevo Jefe Regional de la Comunión Tradicionalista

julio 6, 2014

escudoasturiascarlista

Nuevo Jefe Regional de la Comunión Tradicionalista

A propuesta de su Secretaría Política, S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, Abanderado de la Tradición, ha dispuesto el nombramiento de don Antonio Capellán de la Riva como Jefe Regional de la Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias.

Antonio Capellán de la Riva nació en 1982 en Oviedo, con raíces familiares también en el concejo de Colunga. Es licenciado en Ciencias Económicas y diplomado en Empresariales por la Universidad de Oviedo, así como diplomado en Márketing, Publicidad y Relaciones Públicas. Presidente de la Agrupación Deportiva San Pelayo y vocal de las juntas directivas del Círculo Cultural Juan Vázquez de Mella y de la Hermandad de Defensores de Oviedo, ha sido delegado nacional de Juventudes Tradicionalistas y vocal de la Junta Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista del Principado de Asturias.

Le corresponderá ahora encabezar la renovación de dicha Junta Regional, la más antigua de España en continuidad ininterrumpida desde 1833. La Junta Carlista del Principado se tiene asimismo por verdadera sucesora de la histórica Junta General del Principado de Asturias, suprimida por los liberales.

Oviedo, julio 2014.

 

h1

25 de mayo: Asturias, evita el abismo

mayo 25, 2013

asturiasnuncavencidacasariego

Junta Carlista del Principado de Asturias

Declaración del Veinticinco de Mayo

Hace doscientos cinco años «deliberó la Junta con asistencia del Real Acuerdo, y por el que se celebró en el día de hoy, llevar á efecto el armamento del Exército Defensivo Asturiano, en obsequio de la Religión, de la Patria, y de la común felicidad». Palabras que dejan claros el espíritu y el propósito de la Junta General del Principado de Asturias al declarar la guerra a Napoleón: declaraban la guerra contra la Revolución, contra el liberalismo, contra Europa; declaraban la guerra por Dios, por la Patria y el Rey.

En cruel contraste con la Asturias de hoy, donde en medio de la mayor devastación social, económica, cultural y religiosa desde la última guerra, aún se pasea en triunfo al hijo y presunto heredero del actual sucesor de José Bonaparte: Juan Carlos, jefe de Estado constitucional. De una constitución que no es la histórica de España, como quería Jovellanos, sino otra versión rehecha más del Estatuto de Bayona o «Acte Constitutionnel de l’Espagne» de 1808.

La sujeción de los asturianos actuales a las instituciones europeas, a la Constitución de 1978 con sus reformas y sus estatutos, a una familia de usurpadores involucrada en toda forma de corrupción y a unos partidos políticos —los afrancesados de hoy— que sirven a todo ello, no sólo representa deshonor: es también nuestro suicidio como pueblo.

En 1808 nuestros antepasados no quisieron «admitir esta dura ley represiva de su libertad … y creyendo ya indicada en ella la esclavitud, a que con ofensa de la Religión, del Rey y de la Patria, le disponía … la abominable y negra perfidia de Napoleón, Emperador de los Franceses, por la disfrazada prisión de nuestro Rey Fernando el VII, y toda la familia de Borbón en el interior de la Francia», se alzaron y declararon la guerra.

Hoy no está prisionera la Familia Real, pero sí exiliada, también en el interior de Francia. En contraste con Juan Carlos y los suyos, Asturias y España entera tienen en el legítimo Regente, S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, al hombre que tiene la capacidad, formación y ánimo capaces de sacarnos de nuestra postración y de encabezar nuestra recuperación; además de contar con la legitimidad de la que carece el actual Jefe de Estado, quien detenta ilegalmente el título de rey por capricho de un general y por imposición del extranjero.

Quiera la Santísima Virgen de Covadonga obtenernos por su mediación que Dios sacuda las conciencias de los asturianos y les evite caer al abismo hacia el que corren.

Por Dios, por la Patria, por los Fueros y por el Rey legítimo. Oviedo y Mayo 25 de 2013.

h1

Para desarmarse de risa

octubre 16, 2012

La Milicia Nacional, etarras del siglo XIX.

Nota de la Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias:

Se agradece a La Nueva España que no dé por buena la disparatada versión del origen del Desarme que ahora se apunta hasta a escenificar (con cargo a los bolsillos de los ovetenses, en estos momentos de recesión pavorosa) esa covachuela de lerdos, ignorantes y amigos de lo ajeno en que se ha convertido el Ayuntamiento de Oviedo.

Sin embargo, el loable propósito de mostrar la verdad de aquellos lejanos acontecimientos no se logra del todo en el artículo-entrevista El Desarme, desarmado. Dice su autor, Ángel Fidalgo: “A los carlistas ovetenses les gusta el menú del Desarme, pero desarman su historia. […] ¿Por qué lo hacen ahora y no antes? Porque el Desarme de este año va a adquirir una dimensión que hasta ahora no tuvo, ya que al tradicional evento [sic] gastronómico se sumarán una mesa redonda, la constitución de una cofradía y la recreación en la plaza del Ayuntamiento del desarme de las tropas carlistas a manos de los liberales”.

Al Sr. Fidalgo le habría bastado la hemeroteca de La Nueva España para ver que los carlistas ovetenses desarmaron hace muchos años, y repetidamente después, la infundada historia de un supuesto desarme de tropas carlistas, que nunca existió. Y mucho menos a manos de los liberales ovetenses, una pandilla de cobardes cuyos dignos (por indignos) herederos sientan hoy sus posaderas en el consistorio de la Plaza Mayor, a la que dan el mal nombre de la Constitución.

Todavía hace dos años la Comunión Tradicionalista de Asturias recordaba: “El único episodio de las Guerras Carlistas que se aproxima a la fecha del Desarme, pero no coincide con la misma, es el paso de una columna de los Ejércitos del Rey legítimo Don Carlos V, columna que mandaba el General Sanz. Para proteger un tren de suministros y prisioneros se llevó a cabo un ataque de distracción contra la Milicia Nacional (liberal) que por entonces aterrorizaba Oviedo, que sufrió numerosas bajas. Pero el día 20 de octubre de 1836, dicha columna entró triunfalmente en Gijón, por lo que los hechos relatados no pueden corresponder al Desarme ovetense, que se refiere más bien a uno de los varios desarmes llevados a cabo por liberales moderados contra su propia Milicia Nacional, advenedizos convertidos en terroristas, equiparables tanto por su actuación como por su adscripción política a la horda socialista que arrasó Oviedo en octubre de 1934; aunque los liberales del siglo XIX mantuvieron por mucho más tiempo su dominio de terror, robos, confiscaciones, masivas detenciones arbitrarias y asesinato de numerosos ovetenses”.

Como conocemos a don Efraín Canella, a quien se fotografía y cita en el artículo-entrevista de La Nueva España, nos da la impresión de que don Ángel Fidalgo se ha equivocado un poco en la transcripción. Es un enorme dislate decir que “el 1 de noviembre de 1833 … En esa fecha no había carlistas en Oviedo”. El 2 de octubre de 1833 los Voluntarios Realistas de Talavera de la Reina proclamaron a Don Carlos V. Por supuesto que el 1 de noviembre de aquel año, y antes de esa fecha, había carlistas en Oviedo.

Claro que para errores de transcripción destaca el de “María Cuervo-Arango, presidenta [sic] nacional de la Comunión Tradicionalista Carlista, y Javier Valdés, presidente regional de esta formación”. En la Comunión Tradicionalista no existen ni han existido nunca los cargos de presidente nacional o regional. La Comunión Tradicionalista está encabezada actualmente por el profesor José Miguel Gambra Gutiérrez, Jefe Delegado de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón. Ni la Sra. María Cuervo-Arango ni el Sr. Javier Álvarez Valdés ostentan ningún cargo en el Carlismo, ni se distinguen por sus conocimientos sobre su historia ni su doctrina.

Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias

Apartado de Correos 2.044 · 33080 Oviedo

http://carlismo.es/asturias

http://www.carlismo.es/

h1

Fiesta de la Santísima Virgen de Covadonga

septiembre 7, 2012

 

 

Nota de la Diputación Permanente de la Junta Carlista del Principado

Fiesta de la Virgen de Covadonga, no “Día de Asturias”

 

En la víspera de la Natividad de Nuestra Señora, fiesta de la Santísima Virgen de Covadonga, los carlistas asturianos reiteramos un año más algo que debería resultar obvio: que el ocho de septiembre es la fiesta de la Santina de Covadonga, Patrona de Asturias. En cambio no es, por más que se empeñen los políticos parásitos, un “Día de Asturias” secularizado, laico y absurdo, con el cual esos políticos parásitos y sus cómplices intentan desde hace décadas hacer olvidar el sentido verdadero de esta fiesta.

 

Asturias es católica y mariana, le pese a quien le pese. La Natividad de Nuestra Señora es una de las fiestas más antiguas de entre las dedicadas a la Madre de Dios. Aquí el catolicismo, gracias a la Reconquista, es el más antiguo de España; la festividad de hoy es la de la patrona de los más antiguos santuarios marianos de la región, no sólo de Covadonga.

 

La “comunidad autónoma” y la casta de los políticos que la desgobiernan, que saquean y empobrecen a Asturias y a los asturianos, que favorecen la implantación de la secta de Mahoma entre nosotros, etc., no tiene nada que celebrar el ocho de septiembre. Menos aún a derrochar en sus celebraciones los caudales públicos que nos han arrebatado y que siguen malgastando, en medio de una recesión pavorosa y de una presión fiscal confiscatoria y tiránica.

 

Santina de Covadonga, ruega por nosotros.

 

 

Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias

Apartado de Correos 2.044 · 33080 Oviedo

http://carlismo.es/asturias

http://www.carlismo.es/

A %d blogueros les gusta esto: